Extremeñismos tema en pdf

Evolución

Arrecir, del lat. *arrigescĕre > arrecir, donde la oclusiva sonora intervocálica g desaparece, el grupo sc > c, mientras que la vocal átona ĕ > i, y pérdida de la e final. Es un arcaísmo.

Baga, del lat. bacam >baga, donde la oclusiva sorda se sonoriza c > g, y pérdida de la -m final. Es un leonesismo.

Bayón, del bodón, y este a su vez del lat. bŭda, "anea". También se puede relacionar con badĭus >bayo, donde la d + yod > y, mientras que la ŭ átona > o. Es un leonesismo.

Borrajo, del orígen incierto. G. de Diego señala una posible forma latina būratŭlum> borrajo, donde la ŭ tónica > o y el grupo consonántico tul > j. Por su parte, Corominas señala una posible relación con el leonesismo aburar del lat. būrare, contaminado por borra, del latín bŭrra> borra, donde la ŭ tónica > o. Es un leonesismo.

Brago, del lat. baculum > brago, donde la consonante oclusiva sordasonoriza c > g y metátesis de l con posterior transformación de l > r. La forma latina se vuelve a introducir en 1520 bajo la forma culta báculo. Es un arcaísmo.

Bruño, del lat. prūnĕum > bruño, donde la ū tónica > u, nĕ > n +yod > ñ , y pérdida de la -m final. Tiene influencia del adjetivo bruno, "moreno, negro", explicable por el color del fruto. Es un leonesismo.

Cabezo, del lat. capĭtĭum > cabezo, donde la oclusiva sorda intervocálica p > b, la ĭ átona > e , el grupo t + yod > z y pérdida de la -m final. Es un arcaísmo.

Cabo, del lat. capŭt > cabo, donde la oclusiva sorda intervocálica p > b, la ŭ átona > o , y pérdida de la -t final. Es un portuguesismo.

Chacina, del lat. *sĭccīnam > cecina, donde la s > c, la vocal ĭ tónica > e, la geminada se simplifica cc > c, y pérdida de la -m final, Chacina tiene influencia de la voz portuguesa chacim, "cerdo" . Es, pues, un portuguesismo.

Chícharo, del lat. cĭcĕrem > chícharo, donde la cĭ > chi,cĕ > che por influencia mozárabe. Es un portuguesismo.

Collazo, del lat. collactĕus> collazo, con influencia de collatio para la explicación de la z. Es un arcaísmo.

Cortijo, del lat. cortīgĭum > cortijo, donde la gĭ > j. Es un andalucismo.

Engerido, del lat. insĕrĕre > injerir, donde la s > j, la ĕ átona> i , y pérdida de la -e final. Es un portuguesismo.

Flama, del lat. flamma > flama, donde la geminada simplifica mm> m. Es un andalucismo.

Fechar, del lat. pĕssŭlare> pĕscŭlare, y posterior influencia del mozárabe que explica el paso de p > f. Es un portuguesismo.

Hienda, del lat. fĭndĕre > hender, donde la f- inicial > h, la vocal ĭ tónica > e, y pérdida de la -e final. Es un leonesismo.

Hogaño, del lat. hoc annus > hogaño, donde se pierde la noción de encontrarnos ante dos palabras, y entonces la oclusiva sorda sonoriza c > g, la grupo consonántico nn > ñ, y la vocal final ŭ > o. Es un arcaísmo.

Lambuzo, del lat. lambĕre > lamer, donde el grupo -mb- se conserva en la zona de dominio astur-leonés. Es un leonesismo, aunque la forma lambucero es propiamente extremeña.

Lancha, del orígen incierto. Para Corominas, quizá puede venir de *Llancha por disimilación, y entonces procedería de una posible forma latina *plancula> lancha, donde el grupo pl > ll > l, y el grupo consonántico + yod c(u)l > ch . Es un leonesismo.

Llares, del lat. lar >lar. El cambio de l> ll es un leonesismo.

Miar. G. de Diego propone una forma latina * miaulare, cuya variante occidental sería miare > miar. Pero es más probable la derivación de la onomatopeya miau de la voz del gato.

Murciégalo. Del lat. mus, muris, ratón, y caecus, ciego > murciégalo, donde en primer lugar desaparece la noción de dos palabras, el diptongo ae > ie, la oclusiva sorda sonoriza c > g. La palabra se amplia a murciégalo, y luego se produce la metátesis a la palabra castellana murciélago.

Orilla, del lat. aura > orilla, donde el diptongo au > o. Es un arcaísmo.

Recencio (resencio),probablemente del lat. recentia > recencio, donde el grupo t+ yod > c, y cambio de género. Es un leonesismo.

Repápalo, del lat. pappa > papa, donde la geminada simplifica pp > p. Es un andalucismo.

Rejendija, del lat. re-findicŭlm > rejendija, donde la f > j (h aspirada) en extremeño, la vocal tónica ĭ > e, el grupo c(u)l > j, y pérdida de la m final. Es un arcaísmo, frente a la palabra castellana rendija.

Significados propios de Extremadura

Primeras documentaciones

Arrecir(se): Documentada por primera vez en Juan Ruiz. Muy usual entre todo tipo de hablantes extremeños.

Bago: Documentada por primera vez en 1817. En Mérida la recoge Zamora Vicente como "vaina del guisante".

Bayón: Documentada por primera vez en el s. XVI, en textos de Encina y Gil Vicente. El sufijo -ón es probablemente un aumentativo.

Borrajo: Documentada por primera vez en 1518. El Diccionario de Autoridades desde 1770 lo considera un término usual de Andalucía y Extremadura.

Brago: Documentada por primera vez en Berceo como blago.

Bruño: Documentada por primera vez en 1557. Su uso se extiende por todo el dominio asturleonés.

Cabezo: Documentada en 1340, en la Crónica de Alfonso XI.

Cabo: Documentada en 931. Su uso se extiende por toda la frontera occidental.

Chacina: Documentada como cecina en 1250. La forma chacina está documentada desde el s. XVII.

Chícharo: Documentada en 1705. Su uso se extiende desde el sur de Portugal hacia el norte.

Collazo: Documentada en 1096. Su uso se extiende por Andalucía y Extremadura.

Cortijo: Documentada en 1224. Su uso se extiende por Andalucía y Extremadura.

Engerido: Documentada como injerir en la Crónica General y en Juan Ruíz, y en la forma de engerido en el Cancionero de Baena.

Flama: Documentada como en el Libro de Aleixandre. Su uso se extiende por Andalucía y Extremadura.

Fechar: Documentada como pestiello en Berceo. Su uso procede de Portugal, aunque puede encontrase en Extremadura y en las Islas Canarias.

Hienda: Documentada como fender en Berceo, y como voz dialectal fenda en 1884. Considerada por el DRAE como propia del dominio astur-leonés.

Hogaño: Documentada desde 980, es muy utilizada en ambientes rurales.

Lambuzo: Procede de lamber, ya atestiguada en el Libro de Aleixandre. La palabra está ampliamente documentada en el habla extremeña.

Lancha: Documentada en 1232, la recoge posteriormente Sánchez de Badajoz junto con su derivado lanchazo, "pedrada".

Llares: La forma culta lares en el sentido de "hogar" la encontramos en Góngora, mientras que la popular llares como "los hierros de los que cuelgan los calderos" aparece en Covarrubias. Hay que recordar que un grupo folk de la Vera tiene este nombre, Llares.

Miar: La forma maullar aparece documentada desde 1400.

Murciégalo: La forma morciélago aparece documentada en 1250 en Calila e Dimna.

Orilla: La forma orilla aparece documentada en el Arcipreste de Hita, y es muy popular en el habla extremeña.

Recencio (resencio): Procede de reciente, que ya aparece en Berceo. La palabra está ampliamente documentada en el habla extremeña.

Repápalo: Procede de papar, palabra documentada en los orígenes del idioma, y hacia 1400 en papillas. La palabra está ampliamente documentada en el habla extremeña.

Rejendija: Documentada en 1721, en el Diccionario de Autoridades y en Bretón de los Herreros. La forma rendija es una derivación de su uso.

Algunos derivados

De baga tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Bago: Grano de uva.
  2. Bagazo: Orujo de la uva

De Bayón (bodón) tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Bodonal: Terreno encenagado.
  2. Budial: Pantano.

De Borrajo tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Aborrajarse: Dicho de la mies: Secarse antes de tiempo y no llegar a granar por completo.

De Cabo en la acepción de "mango de una herramienta" tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Cabero: el que tiene por oficio echar cabos, mangos o astiles a las herramientas de campo, como azadas, azadones, escardillos, etc., y hacer otras de madera, como rastrillos, aguijadas u horcas.

De Chacina tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Chacinería: Tienda en la que se vende chacina.
  2. Chacinero: Persona que hace o vende chacina.

De Cortijo tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. cortijada: Conjunto de habitaciones fijas, levantadas por los labradores o dueños de un cortijo. Conjunto de varios cortijos.
  2. Cortijero: Persona que cuida de un cortijo y vive en él. Capataz de un cortijo.

De Fechar tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Fechadura: cerradura.
  2. Fecho: cierre.

De Flama tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Flamear: Pasar por una llama las aves desplumadas o la piel de un animal para acabar de quitarles los restos de plumas o los pelos.

De Hogaño tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Hogañazo: En este año.

De Lancha tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Lanchar: Cantera de lanchas.
  2. Lanchazo: Pedrada.
  3. Lancho: Lancha.
  4. Enlanchar: Poner el suelo con lanchas.
  5. Es probable que Alange sea una variante arábiga de lancha, con el sentido de canchal, peñascal.

De Lambuzo tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Lambucero: glotón, goloso.
  2. Lambucear: Lamer, por glotonería, un plato o una vasija, arrebañar, apurar el contenido de un plato.


De Miar tenemos los siguientes derivados en extremeño:

  1. Mío: gato (de forma cariñosa).
  2. Michino: gato (de forma cariñosa).

Algunos compuestos

De Bayón (bodón) tenemos los siguientes compuestos en extremeño:

  1. Bayunco: espadaña.

Algunas expresiones

De baga:

De recencio (resencio):

De cabo:

De chícharo:

De cortijo:

Fuentes