Extremadura Romana

Monumentos romanos de Extremadura

Localización e Historia

Torreáguila

Se encuentra dentro del término municipal de Barbaño, alcaldía menor de Montijo. Se halla situada a 189 mts sobre el nivel del mar y a unos 300 mts del río Guadiana. El acceso a la villa puede realizarse a través de la carretera local Montijo-Barbaño. Dicha carretera divide el yacimiento en dos partes.

El descubrimiento de la villa tuvo lugar en marzo de 1984, al realizarse labores de explanación con fines agrícolas. Se trata de una gran villa rural de amplia pervivencia histórica, en la que los inicios hay que situarlos en la primera mitad del siglo I d.C. y el ocaso en el s.VII, aunque algunos edificios se siguieron utilizando con posterioridad.

Probablemente la villa perteneciera a un soldado veterano retirado del ejército y que vivía en Mérida.  Por el número de esqueletos encontrados hasta este momento en Torreáguila, se puede calcular una población de entre 500-700 personas, sin que ello quiera decir que no hubiera más. Las gentes de las villa se distribuiría teniendo presente las necesidades de la casa, en torno a aquellas actividades encaminadas al autoabastecimiento: talleres de cerámica, vidrio,  encargados de la granja, de supervisar el abatecimiento, la bodega, etc.

Departamento de Griego ies Vegas Bajas de Montijo


Materiales

¿Sabías que...?

A lo largo del S.VI se levantó un edificio con función religiosa, en torno al cual se erigió una extensa necrópolis. A partir de estos momentos la villa entra en un largo declive. Sin embargo, hay constancia de que sus edificios fueron aprovechados en época árabe e, incluso es muy probable que se utilizase como ermita durante la Edad Media algunas de las estancias que seguían en pie, si nos atenemos a que allí se sitúa, a lo largo del S.XII, el hallazgo de la Virgen de Barbaño, patrona de la localidad de Montijo.