Extremadura Romana

Monumentos romanos de Extremadura

Localización e Historia

Puente de Alcántara

La población de Alcántara se encuentra al Oeste de la provincia de Cáceres, a 63 kilómetros de la capital, y a tan sólo 13 de la frontera portuguesa. El río Tajo se convierte en el elemento más destacado de la geografía y del paisaje que rodea la localidad, y ha servido de frontera natural a lo largo de la Historia en numerosas ocasiones, este hecho ha condicionado para configurar el desarrollo histórico de la actual población.
El Puente de Alcántara responde a la necesidad de superar el cauce del río Tajo (Tagus Aurifer) en el tránsito de la calzada que unía Cáceres (Norba Caesarina) y Condeixa-a-Velha (Conimbriga), que parte desde el trazado de la Vía de la Plata (Iter ab Emerita Caesaraugustam).
Así, el puente en época romana no responde a la localización de una urbe, sino a efectos únicamente relacionados con necesidades de infraestructura. Las obras públicas, y en concreto, las vías y calzadas, fueron elementos que la civilización romana supo explotar no sólo en sus beneficios más prácticos, facilidad de movimientos e intercambios, sino que también eran medios de "romanización", es decir de aculturación de los pueblos indígenas e integración dentro de los mismos esquemas sociales importados por los romanos. Además, estas obras públicas e infraestructuras sirven de elementos cohesionadores y vertebrantes del territorio, lo cual facilita su organización, defensa y explotación.
De esta forma, con el fin de unir mediante una calzada el centro político de la Lusitania, con el oeste peninsular, surge la necesidad de atravesar el cauce del Tajo, para lo cual se proyecta y realiza el Puente de Alcántara. Sr conocen muchos datos de este puente gracias a las Inscripciones que en él han llegado a la actualidad. Lo proyectó y dirigió las obras Cayo Julio Lacer, que ostentaba cargos religiosos, fue dedicado a Trajano. se concluyó en los años 105-106 de nuestra era.
El puente se plantea con un diseño simétrico a partir de un eje central, que coincide con el pilar central, y con el arco de triunfo, que no deja de ser una particularidad de este puente. A partir de este eje central se disponen un total de 6 vanos que cubren la longitud total del puente que llega a los 194 metros. Los ojos responden a una estructura simétrica, pues los dos centrales son de mayor anchura (27 y 28 metros) mientras que los laterales van descendiendo de dimensiones. Estos arcos se construyen con doble hilera de dovelas con doble rosca de arcos medio punto que apoyan sobre gruesos pilares, en cuya base, es decir, en la zona de contacto con el curso del agua, presentan tajamares con estructura pentagonal. Los cimientos apoyan directamente sobre el afloramiento natura! de rocas de pizarra. La altura del puente es una de sus características principales y más llamativas al alcanzar una cota espectacular, llegando a una luz de 48 metros, mientas que la altura total alcanzada incluyendo el arco de triunfo, asciende a los 71 metros. La calzada del puente originalmente presentaba una cierta inclinación, con el punto más alto en el centro (en el lugar en el que se alza actualmente el arco de triunfo) y una leve pendiente hacia los laterales, pero intervenciones modernas le han dado el aspecto
casi horizontal que presenta hoy día. Los originales pretiles laterales también han sufrido modificaciones.
La construcción se realiza íntegramente con sillares graníticos colocados a soga y tizón, dispuestos en seco, aunque fijados mediante grapas de metal y madera.
Existen elementos originales propios de este puente que no responden a tipologías habituales, entre ellos el citado arco de triunfo y el pequeño templo que aparece en uno de los laterales.
El templo responde al tipo in antis, es decir, las columnas de la fachada se Incluyen dentro de la estructura de la celia o sala principal. Es de reducidas dimensiones y presenta en su dintel unas inscripciones (actualmente no son las originales, sino copias posteriores) donde aparecen la dedicación por parte del constructor Cayo Julio Lacer al emperador Trajano, asi como elementos que han permitido establecer con certeza la fecha de construcción.
En cuanto al arco de triunfo, se sitúa en el punto central del puente y muestra una estructura de un solo vano que ocupa el ancho de la calzada. Se construye con la misma técnica de opus cuadratura de granito con sillares colocados a soga y tizón y en seco. El alzado tendría una estructura con pilastras y sobre ellas un entablamento con friso; completándose los elementos estéticos con mármoles e inscripciones. De estas inscripciones ha llegado a la actualidad tan sólo una enla que aparece un listado con las once poblaciones que colaboraron en la construcción. La altura total de este arco de triunfo alcanza los 13,15 metros.
Una obra de esta entidad, tanto en lo práctico como en lo estético, ha tenido gran repercusión en el desarrollo histórico posterior. El caso más evidente se refleja en el nombre Alcántara, que tiene su raiz en el vocablo árabe al-qantara que significa literalmente "El Puente"; el geógrafo al-ldrissi lo incluyó entre las maravillas del mundo.

Guía de Yacimientos Arqueológicos de Extremadura, Junta de Extremadura, Mérida, 2007


Materiales

¿Sabías que...?

Ha sido varias veces cortado en las guerras uno de los arcos y reconstruido luego, debido a su situación fronteriza. Por primera vez en 1213, fue parcialmente destruido por los musulmanes. En 1475, en las luchas de Castilla y Portugal, cuando pensaban derruirlo para evitar que Alfonso V lo cruzara, se salvó por la gallardía del rey portugués que mandó decir a su enemigo, el duque de Villahermosa, que él daría un rodeo, pues "no quería el reino de Castilla con aquel edificio menos".