Extremadura Romana

Monumentos romanos de Extremadura

Localización e Historia

Termas de Alange

La población de Alange se localiza en la parte central de Extremadura, en la provincia de Badajoz, a 18 km. de Mérida.
Las termas se encuentran en el interior del municipio, hecho que confiere a la localidad características peculiares que la diferencian con respecto a los pueblos de su entorno.
Las termas de Alange se cuentan entre las consideradas de tipo medicinal. Fueron los romanos los promotores del uso de manantiales con fines terapéuticos y recreativos. El manantial que surte de agua el balneario es de origen profundo y el caudal que desarrolla de 316 litros por minuto. El edificio termal tiene forma rectangular y se compone de dos espacios circulares simétricos, el oriental para los hombres y el occidental para las mujeres cubiertos por cúpula semiesférica y óculo en su zona central. Las características constructivas de estas dos cámaras implican una fecha de construcción anterior al siglo III d. de C.
Los tratamientos terapéuticos que seguían los enfermos en época romana no eran muy diferentes a los que se siguen hoy. Así, el enfermo sumergía todo el cuerpo o la parte afectada por la enfermedad en el agua y se sometía a distintos baños y al vapor de agua. Por ello, la organización del edificio desde el punto de vista funcional contemplaba varias habitaciones destinadas a diferentes usos; así, existía el caldarium o sala de agua caliente, sudatio o sala para sudar, tepidarium o sala de agua templada y frígidaríum o sala de agua fría.
En la actualidad, las termas romanas de Alange siguen siendo objeto de aprovechamiento y, aunque su primitiva construcción sigue teniendo vigencia en el momento presente, debido a momentos de abandono y numerosas remodelaciones a lo largo de los años, la estructura primitiva ha quedado enmascarada de tal manera que su aspecto interno y la fachada actual debe de diferir mucho de lo que serian sus revestimientos y volúmenes originales. No obstante, el conjunto tiene tal encanto que no sólo es muy recomendable la visita, sino también el disfrute de las muchas y bien cuidadas instalaciones del complejo termal.

Guía de Yacimientos Arqueológicos de Extremadura, Junta de Extremadura, Mérida, 2007


Materiales

¿Sabías que...?

A finales del siglo III la familia de los Serenianos llega de la Capadocia y se instala en Emerita Augusta. Su hija, Varinia Serena, que padecía algún tipo de enfermedad, fue curada con las aguas del manantial de Alange.
En agradecimiento los padres, Licinius Serenianus Clarissimus y su mujer, mandan erigir un ara de mármol blanco romana dedicada a la diosa Juno Regina, que se encuentra en el patio del balneario.

El texto reza así:

Iunoni reginae | sacrum | Lic. Serenianus v. c. et | Varinia Flacciani C. f. |

pro salute filiae suae | Variniae Serenae | dicaverunt

A la diosa Juno dedicaron este santuario Licinio Sereniano varón esclarecido y Varinia Flacinia su mujer por la salud de su hija Varinia Serena.