CONTENIDOS

HERA

Introducción

En Roma, Juno. Hija de Crono y Rea. Su figura es anterior a las invasiones indoeuropeas y representaba lo femenino, la fertilidad, la vegetación. Dentro del panteón olímpico, es la diosa protectora del matrimonio y las mujeres. En la mitología, es sobre todo conocida por ser la esposa de Zeus, con quien tuvo tres hijos: Ares, Hebe e Ilitía. Además, engendró en solitario a Hefesto. Existen innumerables leyendas acerca de la relación de Hera y Zeus; Hera suele aparecer como una esposa celosa que persigue a las amantes y a los hijos bastardos de su marido; Zeus se irrita con ella a menudo y en una ocasión incluso la colgó de las nubes.

Nombre y epítetos
Nombre griego: Hera
Nombre romano: Juno
Epítetos: Cronida, Saturnia, Boopis.

Linaje e identidad
Hija de los titanes Cronos y Rea; hermana de Posidón, Hades, Hestia, Deméter y Zeus. Es la esposa de Zeus y diosa del matrimonio, protectora de las mujeres. Es la reina del cielo, respetada y venerada por todos (menos por Zeus).

Figura y atributos
Se la representaba bella y severa, vestida hasta los pies. A menudo, celosa, violenta y vengativa.

Atributos: Sus atributos son la diadema y el cetro.. Sus animales son el pavo real, la vaca y el cuclillo. Sus plantas son el helicriso, la granada y el lirio. Suele ir acompañada por Argos e Iris.Una representación artística conocida es El baño de Diana , de Boucher.

Campos de protección
Esposa de Zeus. Protectora del matrimonio y de las mujeres (sobre todo de las casadas).

Lugares de Culto
Se le rinde culto en Samos, Olimpia, Atenas, Eleusis, Epidauro, Corinto, Nemea, Esparta, Argos. Herea, Dédala, Calistía, Hecatombea: religión, juegos atléticos y concursos de belleza.

Actuaciones míticas relevantes

Nacimiento
Hera era hija de Rea y Crono, y fue abruptamente tragada al nacer por éste debido a una profecía sobre que uno de sus hijos le arrebataría el trono. Zeus le fue ocultado y cuando creció salvó a todos sus hermanos y mató a Crono.

Actuaciones míticas relevantes

Matrimonio con Zeus

Zeus se transformó en cuclillo y, así, disfrazado de avecilla triste y casi muerta de frío, se acercó a su hermana. Con sus besos, Hera trató de reanimar al cuclillo. Y procuró darle calos apretándolo contra su pecho. Cuando se dio cuenta del ardid ya era tarde: había sido violentada. Llena de vergüenza, pidió al hermano que reparase su falta. Y Zeus le prometió inmediatamente desposarla. Todos los dioses asistieron a la ceremonia de la boda, y ofrecieron a la novia valiosos regalos. Al término de la fiesta, la pareja partió para su noche de bodas, que duró 300 años. Después, la diosa se baño en la fuente de Canatos, en Nauplia, y recuperó la virginidad. Enseguida se dirigió con su esposo hacia el Olimpo donde, al lado de Zeus, soberano de los dioses, habría de reinar, bella y majestuosa, desde su trono de oro.

Maternidad de Hefesto

Cuenta una versión de la leyenda que Hefesto era hijo de Zeus y de Hera; sin embargo, otras versiones difieren y dan como único progenitor del dios a Hera, celosa de que Zeus hubiera traído solo al mundo una hija, Atenea. Hefesto tenía el aspecto de un gnomo, particularmente horrible, y era cojo de ambas piernas. A este respecto se cuenta que en cierta ocasión, en una pelea entre Zeus y Hera, Hefesto osó tomar partido por su madre y Zeus, encolerizado, lo arrojó desde lo alto del Olimpo y cayó sobre la isla de Lemnos. A consecuencia de esta caída, Hefesto quedó cojo. Según otras versiones de la leyenda fue la misma Hera quien, horrorizada por haber dado a luz un hijo de semejante fealdad, lo arrojó desde lo alto de los cielos al mar, donde durante nueve años, Tetis lo educó.

Venganzas celosas contra las amantes e hijos de su esposo: Io

Ío fue amada por Zeus, quien la transformó en vaca. Pero Hera, sabedora de esto, se la pidió como regalo a Zeus y después la tuvo prisionera. Ío consiguió huir gracias a que Hermes mató a su guardián. A continuación, Hera le envió un tábano que la atormentaba. Para huir del insecto, Ío huyó a Egipto.

Heracles (Hércules).

Heracles era el hijo del dios del cielo Zeus y Alcmena. Cuando Hera descubrió la infidelidad de Zeus, ella decidió matar al hijo nacido de la relación de Zeus con Alcmena. Ese hijo era Heracles. Hera colocó dos serpientes en la cuna de Heracles, pero el niño estranguló a las serpientes con sus manos, claramente revelando la naturaleza divina del niño. Este y otros actos heroicos hicieron a Heracles muy famoso por todo el mundo antiguo.

Manzana de la Discordia y Juicio de Paris

En la antigüedad se celebraron unas importantes bodas a la que estaban invitados dioses y mortales. Los contrayentes eran Peleo y Tetis, un mortal y una diosa.Pero no todos habían sido invitados a la fiesta: la diosa Éride (Discordia) quiso hacer notar su ausencia y se presentó en la fiesta con una manzana de oro que tenía grabada la siguiente frase: "Para la más bella". Lanzó la manzana sobre la mesa donde se sentaban los dioses y se fue. Tres de las diosas presentes en el banquete, Hera, Atenea y Afrodita , se creyeron merecedoras del título y se lanzaron a por la manzana. Ni Zeus quiso intervenir en una decisión tan comprometida, de modo que encargó a Hermes que condujese a las tres diosas al monte Ida, en la llanura de Troya, y se las presentase a Paris, bello joven, hijo del rey Príamo de Troya, que pastoreaba los rebaños reales en aquel lugar. Él debía ser el encargado de dirimir el pleito, según voluntad de Zeus. Durante el juicio cada diosa hizo valer sus méritos al título pero además le prometieron a Paris beneficiosos dones si éste fallaba a su favor. Hera se comprometió a hacerle soberano de toda el Asia. Atenea le ofreció la prudencia y la victoria en todos los combates y Afrodita le brindó el amor de la mortal más hermosa de Grecia, Helena de Esparta.
Paris dio la manzana a Afrodita, granjeándose así la fiel protección de la diosa para él y los suyos para siempre, y la enemistad de las otras dos diosas lo que quedará reflejado en la Guerra de Troya, y en sus consecuencias: Hera, partidaria de los griegos en la guerra de Troya, se convierte en acérrima enemiga de Eneas en su viaje hasta Roma

Descendencia con Zeus

Con Zeus tuvo tres hijos: Hebe, diosa de la juventud, Ilitia, diosa de los partos y Ares, dios de la guerra. Por su parte, ella sola tuvo a Hefesto, dios del fuego.