Pelillos a la mar.

La expresión "pelillos a la mar" significa reconciliarse dos personas. Se basa en un ritual infantil de hacer las paces, en el que los muchachos han de afirmar que cumplirán lo convenido, y para ello se quitan un pelo de la cabeza y soplándolo dicen: pelillos a la mar. Rodrigo Caro explica que "del mismo modo que los pelos se los lleva el aire, así no se acordarán los jóvenes más de los agravios pasados, como si el viento se los hubiese llevado"

Lo curioso es que podemos encontrar antecedentes de este ritual en la Ilíada (Il. 3, 271-274), donde griegos y troyanos, para hacer las paces, dejando que pelearan Paris y Menelao,ofrecen unos corderos en sacrifico y lo primero que hacen es cortar unos pelillos como señal de amistad para después arrojarlos al viento.

Significado

Pelillos a la mar: reconciliarse dos personas, hacer las paces.